Rosa Blindada - Revista virtual Rosa Blindada - Revista virtual Rosa Blindada - Revista virtual Rosa Blindada - Revista virtual

 

Fernando Tocora

EPIFANÍA: UNA REGRESIÓN TRANSCULTURAL

 

De la muerte a la vida, de la tundra al trópico, del frio Báltico al cálido Pacífico, de una madre que muere tempranamente a otra que resucita, el cine como experimentación, como catarsis. Dos directores de dos culturas muy diferentes, quizás opuestas, realizan a cuatro manos esta película de propuesta riesgosa pero que opera como ensayo.

La madre muere, pero eso solo es el comienzo... de la película y de la regresión. La hija sueña que su madre vuelve, que no ha muerto, —actitud clásica de negación— y que finalmente se funde en un abrazo tierno con ella.

De ese país nórdico donde sucede la primera parte, la madre aparece luego en el trópico, en un temascal, en el que se ofrece una terapia colectiva de donde salen varias mujeres, entre ellas la madre, como renaciendo; luego, en otra escena, la madre avanza por una carretera larga, como haciendo una transición; oye y canta una canción de Leonardo Favio (¿homenaje al cineasta?) "quiero aprender de memoria", cuya letra evoca la relación filial "en busca del hijo que no ha de venir" y después vendrá la escena del cementerio donde la madre visita a su madre y le habla aceptando la muerte.

Aceptada la muerte viene la resurrección en la danza, en algún bar caleño, en el baile colectivo, en la salsa tribal, marcando el paso, exorcizando. La madre vuelve recuperando el deseo de la vida; ahora sonríe, goza, se relaja y disfruta haciéndole coro a los yoruba. Y en la perspectiva de la regresión hay insertos de películas de escenas de familia, tanto del trópico con su espíritu danzante como de la ordenada Suecia con sus juegos de volutas de nieve. Son películas que pueden pertenecer a las familias de los directores de este film y que reflejan el híbrido docudramático que se propusieron trenzar.

Y viene luego la epifanía. La revelación de la vida con una escena real de un parto en el agua, con un nuevo ser que congrega la familia, que restaura el equilibrio, que es la luz, ahora de nuevo en un país de nieve donde la madre se reconecta a sus nietos en otra expresión de la epifanía de la vida.

 


“Epifanía”, una película sobre la vida y la muerte

EL ESPECTADOR Cultura (3 Nov 2017)

Ayer llegó a las salas de cine en Colombia la cinta dirigida por Oscar Ruíz Navia y Anna Eborn. Esta coproducción colombo-sueca (coproducida por Contravía Films de Colombia y Plattform Produktion de Suecia) presenta la historia de una mujer que se enfrenta al duelo y de otra que busca sanar su espíritu.

La vida y la muerte son una lucha constante en la humanidad. Sobre este tema hay preguntas que siempre intentan ser resueltas y que sirven de soporte para crear cintas como Epifanía, una película en la que Oscar Ruíz Navia y Anna Eborn, sus directores, narran la vida de una mujer que vive en Suecia y debe enfrentarse al duelo por haber perdido a su madre. Mientras tanto, en Colombia hay una madre que intenta sanar su espíritu y recuperar su paz interior, y en Canadá, otra se prepara para convertirse en abuela por segunda vez.

Ambos directores mutaron la idea que tienen de sus madres. La de Eborn, por ejemplo, murió cuando ella era adolescente y por mucho tiempo vivió con esa melancolía que produce la soledad, incluso, los primeros años soñó con su madre y pensó en las posibilidades de volverla a traer a la vida. Mientras que la mamá de Ruíz Navia era una mujer viva pero llena de desaliento por vivir. Una crisis espiritual la llevó en un momento dado a recurrir a varios espacios de sanación, allí fue donde logró recomponerse y encontrar nuevos motivos para seguir adelante. Año más tarde se convirtió en abuela por segunda vez.

Lo que Anna vivió en varias oportunidades fue una epifanía, una revelación o aparición de una persona que está muerta. En otras palabras, es una iluminación que permite a un ser ver su realidad de una forma ensoñada en respuesta a lo que en ocasiones puede ser la realidad y el desapego que podría generar.

Para los directores la epifanía podría definirse como una especie de “sueño documental”, no fruto de efectos o alteraciones digitales, sino producto del cambio en el orden lógico de las cosas.  

En Epifanía los recuerdos reconstruidos de los dos directores y la realidad alterada de la vida de los personajes principales se tejen en un movimiento ficticio que va de la oscuridad a la luz, de la muerte a la vida.

El reparto de la película está conformado por Cecilia Navia, madre del directo Ruíz Navia, Juanita Escobar, fotógrafa documental con conocimientos en sanación espiritual, Carmen Ruíz Navia, Manuk Aukan Mejía Ruíz y Anina Ixchel Mejía Ruíz.

Presentación internacional

Antes de llegar a Colombia la tercera película de Oscar Ruíz Navia (El vuelco del cangrejo, Los hongos), realizada en codirección con la sueca Anna Eborn, hizo su primera proyección en la sección World Cinema del Festival de cine de Busan, Corea. Después pasó por el 40 Göteborg Film Festival en Suecia. También participó en el Festival CPH: DOX en Dinamarca y el Festival de Biarritz - Amérique Latine. Su premier iberoamericana fue en la Competencia Oficial Cine Colombiano del 57 Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (FICCI).

 

                                                                                                 

                                                                

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Diseño y Desarrollo Web Colombia
Cali - Colombia

 

Monday the 16th. Custom text here.