Rosa Blindada - Revista virtual Rosa Blindada - Revista virtual Rosa Blindada - Revista virtual Rosa Blindada - Revista virtual

 

Gabriel Zaid

POEMAS

 

En los primeros poemas de Zaid "están ya casi todas las cualidades que después distinguirían a su poesía: la economía, la justeza del tono, la sencillez, la chispa repentina del humor y las revelaciones instantáneas del erotismo, el tiempo y el otro tiempo que está dentro del tiempo. Maestría precoz, excepcional en la poesía contemporánea.

La sátira cobra importancia a partir de Campo nudista. En la sátira se cruzan las tres direcciones cardinales de la poesía de Zaid: el amor, el pensamiento y la religión. Nuestra insensibilidad ante lo espiritual y lo numinoso ha alcanzado tales proporciones que nadie, o casi nadie, ha reparado en la tensión religiosa que recorre a los mejores poemas de Zaid.

Poeta religioso y metafísico, Zaid es también —y por eso mismo— poeta del amor. En sus poemas amoroso la poesía opera de nuevo como una potencia transfiguradora de la realidad. Esa transfiguración no es cambio ni transformación sino desvelamiento, desnudamiento: la realidad se presenta tal cual. El colmo de la extrañeza es que las cosas sean como son.

OCTAVIO PAZ

 

CANCIÓN

 

En unos ojos abiertos,

olvidado, me di alcance,

Hoy me esquivan y no sé

ni perderme, ni encontrarme.

 

NOCTURNO ABANDONADO

 

Me llega la secreta

zozobra que en el aire

deja ligeramente

una hoja caída.

La lucidez inerte

del parque abandonado:

el agua que delira en la fuente sonámbula.

Y sin embargo existes,

comunión, y nos mueves

en íntimas palabras

que entretejen el mundo.

 

ARRECIFES

 

El agua se hace pájaros

Contra la piedra azul.

 

CANCIÓN DE SEGUIMIENTO

 

No soy el viento ni la vela

sino el timón que vela.

 

No soy el agua ni el timón

sino el que canta esta canción.

 

No soy la voz ni la garganta

sino lo que se canta.

 

No sé quién soy ni lo que digo

pero voy y te sigo.

 

DORMIDOR

 

Me ha rechazado el mundo verdadero.

Torpe, dando traspiés, sediento, opaco,

me arrastro hasta las puertas de la muerte.

¡Qué lejos de vivir me hace sentirme el sol,

cola feliz, espuma, patas bárbaras,

ola que entra al abrir hasta casi tumbarme!

 

PENUMBRA

 

Cantan los grillos,

duda el atardecer

y misteriosamente

pasa una mujer.

 

GATO PARCO

 

El pez miraba al gato de reojo.

El gato meditaba: me mojo o no me mojo.

 

El hilo de la vida es apenas un brillo.

El gato quiere jugar con el ovillo.

 

Navegaré hasta donde sea posible.

Vivir deja una estela invisible.

 

HACIENDO GUARDIA

 

Mientras te escucho

orinar

y las hojas secas crepitan,

 

oigo de lejos una acequia

desentendida de mí,

 

pasa volando un pájaro

como si fuera natural

vivir.

 

Te amo por la brisa

que acaricia los árboles

y se burla de mí.

 

FÉNIX

 

Las furias llegan desde cielos tranquilos,

en un viraje mínimo de la memoria,

como un chirrido eléctrico

en las líneas de alta tensión.

 

A lo lejos se funde el aire seco

de la conciencia, la verdad

asesina, el tiempo derretido

en borbollones de cristal.

 

Las furias llegan corno pájaros

carniceros que saben la verdad

última.

 

Ante el revuelo atronador, renace

la gratuidad furiosa

en la demencia de las víctimas.

 

Gabriel Zaid, Reloj de sol, México, Random House Mondadori, 2009.

 


 

DESDE EL UMBRAL II

Antología de Poesía

Ver pdf... Ver pdf...

 

                                                                                                 

                                                                

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Diseño y Desarrollo Web Colombia
Cali - Colombia

 

Tuesday the 12th. Custom text here.